- ¡¡Esfuerzo!! Hazlo por ti y solo por ti ¡¡Constancia!! -

En esta sección os voy a relatar como con esfuerzo y constancia pase de ser un niño mas bien canijo a tener un sobrepeso de casi 40kg.

Todo comenzó un 10 de septiembre de 1991 cuando en Granada retumbaron los pasillos del hospital a los gritos de vida del que hoy os habla. 

«Tranquilos… nos os voy a contar toda la historia…»

Hasta que tenia 7 años, me mantuve canijo, fue a mis 8 años, cuando mi madre decidió abrir un negocio típico (una tienda de todo a 100) y aquí un servidor para la hora del almuerzo se había comido una barra de pan, con su correspondiente chocolate (¿Sabes lo buena que estaba? Seguro que sabes de lo que te  hablo…), pero ahí no paraba la cosa, la tarde estaba cargada de un sin fín de chucherías, bollería… (La tienda no la tenia lejos, a unos 20m la carnicería/supermercado de mi abuela) y así fueron pasando los días, sin poner solución, al problema. (España en cabeza el ranking de niños con obesidad).

¿Bullyng?

¿Sabes el famoso Bullying? Pues sí… los demás niños, me acosaban, por no tener un cuerpo 10, o por no tener el cuerpo que ellos consideraban.

A los 13 años, me mudé a otro pueblo, ¿La cosa iría a mejor? Pues no. Vida nueva, instituto nuevo, «amigos» nuevos, todo nuevo… y los acosos en el IES continuaron.

A los 17 años, toco cambio de IES, me gradué en Técnico de Sistemas Microinformáticos y Redes, después de ese título obtuve varios mas… (Administrador de Redes, Diseño de Paginas Web…) ¡¡NO OLVIDEMOS!! que mi peso iba cada vez a mas.

¡¡El cambio!!

El día que tomé la decisión del cambio, no se me olvidara nunca… 

Una mañana en la puerta del IES, me desplome por una subida de tensión y era hora de tomar consciencia de la importancia de controlar el peso.

Pues manos a la obra…

Palabras textuales del medico «De seguir así, no haces huesos viejos«, con 22 años, esa frase activo una parte de mi que estaba dormida…

Me puse a hacer deporte como si no hubiese mañana, entrenaba todos los días, mi peso comenzaba a bajar, pero me sentía cansado, sin fuerzas y para colmo cuando no tenia anginas estaba apunto de tenerlas. Todo por culpa de mi mala alimentación.

Tras dos años luchando contra las anginas, y sin apenas resultados en mi peso, apareció Herbalife a mi vida.

Al principio no me creí nada… pero como no tenia nada que perder, me di la oportunidad. Probé su nutrición, me encanto, mis defensas subieron, las anginas desaparecieron y podía volver a hacer deporte. 

Me apunté a un club «The Last Training«, comencé a entrenar, a cambiar mi nutrición y alimentación, parecía increíble en poco menos de 8 meses pase de pesar 128kg a pesar 94kg. 

Me encontraba fantástico, lleno de energía y vitalidad.

«Todo lo que te propongas en la vida es posible, solo hace falta, perseverancia y ganas.»

Si necesitas que te ayude con tu nutrición estaré encantado… 

esfuerzo
Tipos de deporte